Volvemos a ponernos un dorsal

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn

Después de casi un año, decidí (animado por mi amigo Quique) apuntarme a una marcha “no competitiva”, o sea colgar en la bici, otra vez, un dorsal. La elegida fue la XII Marcha Btt Senglars de Sant Joan de Moró, con 57 km de recorrido y +1.500 de ascensión.

Lo de “no competitiva” se dice mucho, pero todos sabemos que se sale con el “cuchillo entre los dientes” y a topeeeee!!!!.

La idea era probarme para el objetivo principal del año que es la Small Gegant de Pedra.

Llega el día, domingo 25 de Marzo. Antes de que suene el despertador ya estoy en pie…., ¿serán lo nervios?, ¡pues claro que va a ser!

Cuando te apuntas a una  marcha aunque sea “no competitiva”, siempre hay algo de nervios.

Con todo preparado de la noche anterior, salgo de casa y pongo rumbo a Sant Joan de Moró. Llego sobre las 8.00, aparco y voy a por el dorsal, el “195”.

Me pongo en contacto con los compañeros Quique y Héctor para averiguar si habían llegado. Después de recoger los dorsales pasan a saludarme, quedamos que cuando estemos todos equipados nos reuniremos en la linea de salida.

Sin que logremos reunirnos, dan el “pistoletazo” de salida. Arranco sin demasiadas prisas (estoy en la parte de delante, ¡que raro!), esperando a que me alcancen mis dos compañeros.

El primero que me pilla es Héctor, que con un poco de prisa (tiene que llegar pronto a casa), decide tirar “p’alante”. Me quedo esperando a Quique.

(En la foto, Héctor en su hábitat natural…. las bajadas!)

Aún no hemos terminado de dar la vuelta de “reconocimiento” por el pueblo, y ya me alcanza Quique.

(Quique, marcándome el ritmo!)

Decidimos conservar un poco, ya que los primeros 23 km son prácticamente hacia arriba y mi forma física, creo, no es para “tirar muchos cohetes”.

Como en la mayoría de las marchas a las que asisto, pronto me situo en las últimas posiciones. Creo que nunca he ido en las primeras…. o no me acuerdo!.

Sin que suene a excusa, mi objetivo era terminar.

Después de 16 km, casi todos cuesta arriba, llegamos al primer avituallamiento. Decidimos parar, comer y beber un poco.

Pasados unos minutos reiniciamos la marcha.

Este punto, es un punto que la organización debería revisar. Coincidíamos los primeros con los últimos. 

Nosotros subiendo y ellos bajando a “gassssss”, por suerte no paso nada, pero era un tramo muy peligroso.

Seguían pasando los kilómetros con subidas pronunciadas y algún llanito para relajar las piernas.

Aproximadamente en el kilómetro 23 empezamos a bajar (¡por fin!), combinando caminos anchos y sendas pedregosas.

Llegamos al segundo avituallamiento (coincidía con el primero, el cruce peligroso, no en ese instante, ya que no subía nadie más, jajajaja). No paramos y continuamos, más o menos era el km 32.

A partir de aquí el recorrido se convertía en un sube y baja continuo con sendas divertidas, algunas trialeras técnicas y subidas cortas, pero duras.

Por mi perfil poco técnico (casi nulo) sufrí mucho en algunas de esas trialeras.

Íbamos con cuatro o cinco ciclistas más con los que hacíamos “la goma”. Ellos nos pasaban bajando y nosotros subiendo (aunque parezca mentira).

A falta de unos cinco kilómetros, por un despiste, nos equivocamos y perdimos unos 10 minutos antes de reencontrar la dirección correcta.

Las fuerzas ya comenzaban a flojear.

(Aquí estoy yo, ¡fino, fino!, jajajajaja)

Con el tiempo que me había marcado sobrepasado con creces (4:00), nos dejamos llevar hasta meta.

Al final llegamos con un “digno” tiempo de 4:38. 

Héctor ya hacía rato que había llegado a meta. Tanto que ya estaba camino de casa.

Siendo justos, tengo que confesar que, Quique hubiera podido “tirar” más, pero decidió hacer todo el recorrido junto a mí. Gracias!. En la próxima “prometo” hacerlo mejor ;).

Eso si, el bocadillo y la cerveza no me costo nada terminármelos en menos de lo que canta un gallo.

La organización, exceptuando el tramo donde coincidían primeros y últimos, de 10! Enhorabuena!

¡No me queda ni na!, Si quiero terminar la Small tendré que mejorar mucho mi forma. Habrá que apretar más los dientes.

¡Nos vemos en la próxima marcha “no competitiva”.!

Recorrido y perfil de la XII marcha btt senglars

(Recorrido y perfil de la prueba)

Volvemos a ponernos un dorsal
4.8 (95%) 4 votes

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn

6 comentarios en “Volvemos a ponernos un dorsal

  1. Bona crònica. Sempre m’han fet un poc de respecte les marxes, més que res perquè no sé si em puc trobar amb coses massa complicades (les trialeres sempre m’acollonen) i tinc por de no acabar-la o no estar ben preparat. Per això mai m’he apuntat a cap. Això i que normalment sempre són en diumenge la gran majoria, i em va fatal.

    • Hola Roger, seguint les eixides que fas com les he seguit, estic segur que si que podries acabar qualsevol marcha. És cert que el kilometratge de la de Sant Joan de Moro no era ni d’una marcha curta de BTT (uns 40km) ni d’una Marató (de 75 a 90Km).
      La part de les sendes i trialeres en pacència es passen. Jo de fet moltes les vaig baixar a peu.
      Un dia d’estos hem de quedar i fer una eixida junts.
      Salut!

  2. Buena cronica Jac ! En el doble sentido al avituallamiento, tendrian que poner cinta para indicar cariles !!!
    A ver si coincidimos en alguna marchita un dia !!

Deja un comentario