Renacemos de nuevo

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter


No tenía ganas de escribir sobre la pandemia que ha provocado la COVID-19, con el consiguiente confinamiento, pero hoy no lo podía dejar pasar.

Tras 50 días sin dar una sola pedalada, siguiendo con envidia sana, a los compañeros de grupeta y amigos de redes sociales que publicaban sus sesiones de rodillo, ¡hoy tocaba volver a pedalear!

No os miento si os digo que, casi, estaba más nervioso ayer y hoy, que el primer día que empece en esto de pedalear encima de una bici.

Ayer me pasé media tarde preparándolo todo, luces, transmisión, equipación, i lo dejé todo preparado en la habitación de la bici para no despertar a la “parienta”.

Los nervios no me han dejado dormir tranquilo, pero no ha sido problema a la hora de levantarme.

Madrugamos pero no demasiado

Me despierto sin que suene el despertador. Como algo, me visto de “romano”, cojo la bici de carretera y al lío.

A las siete volvía a pedalear tras 50 días de abstinencia. Con el fresco de las primeras horas se pedalea de maravilla. Primeras sensaciones buenas.

Pasan los minutos, porque los kilómetros como que no, ¡que vamos poco a poco y disfrutando del momento!

Me cruzo con pocos compañeros de afición, pocos caminantes y pocos runners, parece que la gente se lo ha tomado con calma.

Llego al final del termino municipal, media vuelta y a buscar otra ruta.

Son ya más de las 7:30 y los carriles bici empiezan a llenarse. La soledad de la ida se convierte en bullicio de ciclistas, runners y caminantes, que respetan la distancia de seguridad.

Hago los últimos kilómetros por la calzada, hasta completar la hora que me había marcado el primer día.

¡Una gozada poder transitar por la ciudad sin apenas tráfico.!

Plan cumplido, 1h y poco más. muy buenas sensaciones. ¡Mañana más y mejor!

Seamos responsables

Si todos cumplimos con las normas que nos han impuesto, posiblemente volveremos pronto a la normalidad, si no, me veo otros 50 días sin pedalear en casa.

Eso si, los horarios impuestos en las ciudades, de momento, provocan algunas aglomeraciones. Veremos mañana como nos comportamos los deportistas no profesionales.

Por una buena desescalada para la familia ciclista!

La foto es de Marca.com.



Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Ayúdame a mejorar mi blog

Muchas gracias por rellenar esta mini encuesta!