Prohíbe que algo queda

Prohibir el MTB

Hace tres años, aproximadamente, escribía este post «¿Nos quieren echar de los montes?». Me inspiró la prohibición para que la ultrafondo de MTB «Gigante de Piedra» y otra prueba de MTB, pasaran por el Parque Natural del Penyagolosa.

Ese post iba más allá de que dejasen pasar o no a una prueba deportiva (o varias por los parques naturales), se trataba de concienciar a la gente de que estaban empezando a prohibir el paso a las MTB en general por los Parques Naturales.

En aquellos tiempos se estaba prohibiendo el paso de las MTB por, el Parque Nacional de Guadarrama y en Collserola…, ahora ya toca a los parques naturales de la Comunidad Valenciana.

Prohibir disfrutar de la naturaleza

Ya no solo no quieren que pasen pruebas deportivas, si no, que prohíben el paso a las bicis en general.

Puedo entender que se quiera proteger el monte y sobre todo los Parques Naturales, pero hay otras formas de preservarlo que prohibiendo el paso a las MTB (también están en el punto de mira senderismo, escalada y barranquismo).

¿Qué sentido tiene preservar la naturaleza si no se puede disfrutar por parte de los ciudadanos?

Muchos pueblos están situados cerca o dentro de un Parque Natural, por lo que, si la prohibición sigue adelante, los vecinos aficionados a la MTB no podrán disfrutar de las sendas de su termino municipal.

Entiendo y apoyo que haya limitaciones de paso en zonas degradadas y sensibles, pero de ahí a no dejarnos pasar por la mayoría de caminos y senderos hay un largo trecho.

Lo que más me preocupa es que poco a poco van ampliando los limites de la prohibición y al final no nos van a dejar salir ni de casa.

Muchos clubes ciclistas mantienen caminos y senderos

En la zona por donde yo me muevo, si no pasaran motos, bicis y senderistas, las sendas y muchos caminos, en poco tiempo, estarían llenos de maleza haciéndolos intransitables.

Son los propios clubes de motos (de campo), de ciclistas y senderistas los que mantienen limpias infinidad de sendas. Manteniendo las existentes y recuperando (que no creando) antiguas ya olvidadas.

Incluso hay pueblos pequeños que han apostado por el turismo activo promocionando las sendas de su termino municipal.

Tenemos algo de responsabilidad

También es cierto que por el comportamiento de algunos, cada día menos, nos han llegado parte de estas prohibiciones.

El poco respeto al medio ambiente que algunos practicantes de MTB demuestran tirando en medio del campo cualquier tipo de desperdicio (envoltorios de geles, barritas, camaras, etc) nos da una mala imagen al resto.

También daña nuestra imagen el no respetar al resto de usuarios de caminos y sendas en el monte (seguro que conocéis a alguno con este comportamiento) .

¿Qué podemos hacer?

A parte de mejorar nuestro comportamiento y que nuestro paso por el monte no se note,hay algunas cosas más que podríamos hacer:

  • Unirnos para defender nuestro derecho a disfrutar de la bici en los montes.
  • Apoyar las iniciativas de organizaciones como IMBA que defienden los intereses del ciclismo de montaña responsable y sostenible.
  • Continuar con las tareas (que realizan muchos clubes) de mantenimiento de caminos y sendas.
  • Acudir a concentraciones y manifestaciones en defensa de la practica del ciclismo de montaña.

Conclusión

Aunque pueda parecer que no tenemos opción y que los políticos pueden hacer lo que quieran, no es cierto. Lo digo con conocimiento de causa.

La unión hace la fuerza, y solo estando unidos y trabajando juntos, conseguiremos que estas prohibiciones no vayan más allá.

¡Salud y pedal!

2 comentarios en «Prohíbe que algo queda»

  1. Molt d’acord en tú, Roger, cal regular les coses, però no prohibir-les. Tampoc podem pagar tots pels despropòsits d’uns pocs. El que hauriem de començar a fer és remorar i si cal denunciar a eixes persones incíviques que van fent mal a la natura. Si tots posem un poc de la nostra part, tots tenim lloc a la montanya. Salut i pedal!

  2. Estic d’acord amb el que dius. Al principi tenia dubtes, donats pel mal comportament d’alguns ciclistes, sobretot els que fan enduro MTB (d’aquests sí n’he vist moltes vegades fent barbaritats, desfent sendes i erosionant-les, o creant algunes noves que no hi eren abans), i amb la cada vegada més presència de les e-MTB, fa pensar que les sendes poden patir més conseqüències. Per tant, pense que s’hauria de regular o limitar l’ús, posar agents forestals que controlen als usuaris (a tots, també senderistes, motoristes i caçadors), però no prohibir el pas. Molts ens estimem i respectem la natura, i tenim dret de gaudir d’ella.

    Salut!

Deja un comentario

Ayúdame a mejorar mi blog

Muchas gracias por rellenar esta mini encuesta!