Mediterranean Epic Medio Fondo 2021

Dorsal, medalla finisher y perfil

Después de año y medio de habernos apuntado a la marcha corta de la Mediterranean Epic, el domingo 3 de octubre, tomaros la salida unos 2500 participantes, entre la marcha larga y la corta.

Hacía mucho tiempo (diría años) que no participaba en una marcha cicloturista de carretera (últimamente de cicloturistas tienen poco) .

A principios de 2020 me apunté a la Mediterranean «animado» por mi amigo Davi. aunque cabe decir que no me «animo» del todo porque el quería que me apuntara a la larga distancia y lo hice a la corta 🤣🤣 y ¡menos mal!

Año y medio después, COVID de por medio, volvería a pedalear en medio de un pelotón multitudinario y afrontar una distancia considerable sin parar a zamparme el almuerzo de rigor.

Recogida de dorsales

La organización aconsejó recoger el dorsal el sábado anterior para que tuviéramos tiempo y aprovecháramos los actos que habían preparado para el sábado.

Allá que fuimos Davi y to a por los dorsales. Llegamos hacia las 11 a Oropesa del Mar, sin ningún contratiempo y sin aglomeraciones recogimos el dorsal y visitamos la «Feria del ciclista».

Sin alargarnos mucho en el tiempo nos volvimos a casa y nos deseamos suerte para el día siguiente, ya que no nos veríamos. Davi hacía junto a Paco Cuevas la distancia larga y yo la corta.

Por motivos familiares no asistí a las actuaciones musicales y cerveceo montadas por la organización, pero seguro que estuvieron de escándalo.

Repaso a la bolsa del «corredor»

Al llegar a casa toca repasar lo que nos ofrece la organización en la bolsa del corredor. Empezamos colocando el dorsal/chip y a preparar lo que tendría que ponerme y llevarme a la mañana siguiente.

Bicicleta con el dorsal

Primera decepción, me pruebo el maillot y .., con mi tipín y los nuevos cánones de tallaje de ropa deportiva (era la talla L), me entra a duras penas y al abrochármelo apenas puedo respirar.

Menudas risas las de mi mujer 😓😓😓.

Nada, mañana a madrugar más y ver si me lo pueden cambiar por, como mínimo, una talla más (XL), si no, saldré con el maillot de la Peña.

Dejo preparado todo lo que creo que necesitaré y a esperar al domingo.

Llega el día «D»

5:30 de la mañana suena el despertador cuando mejor dormía, pero toca levantarse, poner el café a calentar y preparar el desayuno.

Mi desayuno espartano, dos magdalenas caseras y un café. Todo lo que me entraba a esas horas. ¡Sígueme para más consejos de nutrición deportiva!

Con todo preparado, la noche anterior, cojo la bici y me dirijo hacia el coche. Lo cargo todo y rumbo a Oropesa del Mar.

Llego sobre las 6:50, voy a cambiar el maillot y sin problemas, me lo cambian por una talla superior (XL). Me lo abrocho y …, ¡si mejor que la L!, pero si sobrar mucho.

Son las 7:20 y están a punto de salir los de la distancia larga, mientras nosotros estamos esperando en otra calle paralela para dirigirnos a las 8:00 a la salida. La temperatura es fresca, pero creo que tendremos un día ideal para pedalear.

La gente se va colocando, ¡todos quieren estar delante! Como he llegado pronto, en la pre-salida estoy de los 100 primeros. Miro a mi alrededor y todo son buenas bicis y piernas depiladas.., ¡excepto las mías! ¿Soy el único que va sin depilar?, durante el recorrido me daría cuenta que no, pero ¡éramos muy pocos!.

¡Salida!

Nos avisan que debemos dirigirnos hacia la salida, así que despacio y con prudencia, arrancamos hasta la línea de salida.

Empieza a palparse el nerviosismo entre los ciclistas, pasan los minutos y no arrancamos, presentaciones, consejos, avisos por megafonía…, y empieza la cuenta atrás 10, 9, 8, …, ¡SALIDA!

Realizamos los primeros kilómetros por las avenidas de Marina d’Or, dirigiéndonos hacia la N-340, cruzarla y «atacar» el «alto de Cabanes«.

F:usuariomis documentosALTIMETRÍAS_MEDITERRANEANepicaltime

Cuando conoces el terreno es más fácil dosificar, así que decidí subir a mi ritmo, pero con un poco más de gas de lo habitual. Sabía que después me esperaba un tramo para descansar y recuperar.

Llegamos a Cabanes después de una ligera bajada y enfilamos dirección a Torre d’en Domenech donde empezaba el «puerto de Sarratella«. Tenía claro que en estos 12 km entre puerto y puerto debía de acoplarme a un buen grupo para llevar una buena «marcha crucero» y no desgastarme.

Me costó al principio, pero lo conseguí, cogí un buen grupo. Llegamos a Torre d’en Domenech con un buen tiempo y buena media (siempre tomando mi forma como referencia). A la salida del pueblo, donde había un avituallamiento en el que no me paré, comienzan 13 km de puerto con rampas duras.

F:usuariomis documentosALTIMETRÍAS_MEDITERRANEANepicaltimetriasMEDITERRANEANepic7 Model (1)

Aunque subo a mi ritmo, comiendo un poco en el terreno más favorable, me pasan muchos ciclistas, pero no me obsesiono y sigo como tenía previsto con mi ritmo. Más cansado que menos llego a Sarratella y no paro (debería de haberlo o hecho).

Después de un par de kilómetros de sube y baja, empezamos la bajada hacia Albocàsser. Con mucha precaución ya que el asfalto no estaba en muy buenas condiciones, baches, agujeros, gravilla. ¡Ojala la arreglen, es una zona ideal para practicar el ciclismo!

Llego a Albocàsser con margen de tiempo (de corte) y pensando que había avituallamiento líquido, me queda poca agua, pero no lo hay (se debe de revisar bien los avituallamientos en una marcha, otro consejo, este de ciclista veterano), espero tener suficiente hasta el próximo avituallamiento..

Otra vez tocaba coger un grupo con el que ir hasta los pies del «puerto de la Bandereta». Formamos uno entre 6 o 7 ciclistas y vamos sumando kilómetros y también vamos sumando «efectivos» a medida que los vamos alcanzando.

Cruce del «puerto de la Bandereta», empiezan a sonar los cambios del «personal» (venimos con plato grande y piñón pequeño, y nos encontramos una buena cuesta), sabedor del terreno, me había anticipado y ya llevaba el desarrollo ideal.

F:usuariomis documentosALTIMETRÍAS_MEDITERRANEANepicaltime

La Bandereta es un puerto corto (7km) pero duro. Tuve que meter todo el desarrollo que llevaba (que no es mucho, un 28) y sufrir kilómetro a kilómetro economizando las fuerzas..

Sin apenas agua llego a la Serra d’en Galceran, donde sí hay un avituallamiento sólido y líquido. Paro y aprovecho para comer, beber y rellenar el bidón con agua.

Una vez repuestas las fuerzas, salimos de la Serra y en un kilómetro enfilamos una bajada de 10 kms que nos lleva hasta Benlloc. Bajo rápido, pero la «peña» me pasa y me cuesta mucho seguirles. ¿Tendrán algo que ver las ruedas? 😕

No puedo seguirles y decido bajar rápido, pero sin arriesgar. Ya en Benlloc, me doy cuenta que voy bastante solo, y si no «pillo» otro grupo, hasta Cabanes voy a sufrir. Veo algunos ciclistas a la salida del pueblo y decido apretar un poco para cogerlos.

Los cojo, pero no van mucho mejor que yo, así que decido seguir, por suerte en un kilómetro me cogen por detrás un grupo Foios y Tri La Vall que habían parado más tiempo en el avituallamiento y sigo con ellos (fue mi salvación).

Llegamos a Cabanes y deshacemos el camino hecho por la mañana, y se repite el mismo «tema» de la bajada anterior, no consigo seguirles ni pedaleando (tengo que mejorar mi técnica supongo y/o cambiar las ruedas).

Llegando a Marina d’Or el grupo de Tri La Vall aflojan el ritmo, yo sigo al mío intentando coger a los de Foios que habían cogido unos metros, pero sin suerte. Entro en las largas avenidas de Marina d’Or, que se me hacen eternas. Cruzo la meta ¡4:28, ni tan mal!.

Mi meta era hacerla en 5 horas y he bajado de 4:30. Con los entrenamientos que he hecho (salir un día a la semana) estoy más que contento.., y «muerto» eso también.

Recuperando

Ya había pasado la «Meta de tiempos» y ahora tocaba llegar a la «Meta de postureo», donde estaba el speaker, te entregaban la medalla de finisher y el refrigerio.

La organización había montado en una explanada con césped un buen «tinglado», donde había barra libre de aquarius, coca-cola y cerveza, un grupo de rock amenizaba a los corredores, te entregaban una bolsa de picnic (con ensalada de pasta, fruta, agua, zumo y un pastelito), además había paella, fideuá, etc para comer lo que quisieras.

Me tome dos cervezas, la ensalada de pasta y rumbo a casa a descansar.

En casa me esperaba otra tarde de ciclismo viendo la Paris-Roubaix, épica edición la de este año. Ha sido un día redondo de ciclismo.

Recopilando

Una marcha con una organización excelente, un recorrido (el corto) atractivo y duro. Todo muy bien señalizado y al llegar una muy buena atención al corredor.

La parte negativa, siempre la hay y por desgracia esta vez es por parte de algunos participantes, es el incivismo de algunos ciclistas. Aunque la organización aviso de que no se tiraran envoltorios en el trayecto de la marcha, que esto acarrearía descalificación (espero que a alguno lo descalificaran), durante el recorrido vi, demasiados, envoltorios de geles y barritas por el suelo.

Para terminar un reconocimiento a todos los que hicieron la marcha en las dos distancias, en especial a los de la larga, porque la corta es exigente, pero la larga es mucho más, y hablo con conocimiento del terreno.

Paco y Davi, también terminaron la distancia larga con buen tiempo ¡sois unos cracks y mis ídolos!

Deja un comentario

Ayúdame a mejorar mi blog

Muchas gracias por rellenar esta mini encuesta!