Festivall MTB Alto Mijares

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn


El pasado 11 de Mayo mi amigo Quique me volvió a liar para participar en otra marcha de MTB, esta vez era en la población de Montanejos.

Esta marcha forma parte de un fin de semana de MTB por todo lo alto en la comarca del Alto Mijares, en la provincia de Castellón.

El sábado organizaron dos marchas una de 42 km +1230 de desnivel, y otra de 88 Km +3400.

Por la tarde había una charla sobre preparación física para MTB y fiesta de cerveza + tapa, amenizada con música.

El domingo se organizaron carreras infantiles, un circuito para realizar en familia y un almuerzo familiar.

Llegamos a Montanejos

Llegamos a Montanejos sobre las 7.30 de la mañana (otro fin de semana madrugando, pero “sarna con gusto no pica“). Buscamos aparcamiento y nos dirigimos a recoger el dorsal.

El calor ya se hacía notar. Como ya avisó la organización en sus comunicaciones tendríamos un día de bastante calor, donde la hidratación tendría mucha importancia en ambos recorridos (en el largo mucho más, ¡claro está!).

Con el dorsal y la bolsa del corredor en la mano nos fuimos al coche para colocarlo en la bici y terminar de prepararnos.

Preparados, listos…..

Salíamos a las 8:30, todos los participantes juntos (de los dos recorridos, la de 42 km y la de 88 Km). Nosotros haríamos la corta.

Nos colocamos en cola del “pelotón”, con la intención de ir de menos a más según vaya respondiendo el cuerpo (el mío!, el de Quique como veréis respondió a la perfección). Aprovechamos para hacernos la foto pre-carrera.

La idea de Quique era que fuéramos juntos durante todo el recorrido. Idea que no me ilusionaba demasiado, ya que su forma física es mucho mejor que la mía, él se aburriría y yo iría con la lengua fuera durante todos el recorrido.

¡Salida!

Dan la salida y tomo distancia de Quique para que cada uno vaya a su ritmo y haga su carrera. La distancia, por supuesto, era por detrás; quiero decir que el tiro y yo no le seguí, jajaja.

Después de dar una vuelta por el pueblo con “visita” incluida al cauce del río (la parte seca), donde las cubiertas dieron algún que otro susto, nos dirigimos a la primera subida. ¡Empezamos bien!.

13 kilómetros de subida, primero por asfalto, seguido de cuestas hormigonadas y, más o menos, a los 6 km empezaba la pista de tierra. La pendiente no era muy dura, pero si continuada.

En el km 13,5 nos desvían para lanzarnos por la primera senda de bajada, que al principio con poca pendiente y pocas piedras la baje bien y disfrute, pero cuando llegó lo “chungo” tuve que poner pie al suelo.

Los que ya habéis leído algún que otro post mío sabéis que la técnica no es lo mío…., y este año, ni la técnica, ni la forma física 80.

Continúan las subidas

Una vez terminada la senda (de 1,5 km), subimos una corta cuesta, para bajar durante 5 km por una pista ancha que enlazamos con una senda que nos llevará hasta el pueblo de Montán (km 27,5).

La senda era subir y bajar, con algún tramo de pateo subiendo, que creo que no lo subieron ni los “Pros”. De momento no ha habido ni un km de llano, todo subir o bajar.

A la salida de Montán volvemos a coger una cuesta que se alarga hasta el km 35 (un largo tramo por carretera), a partir de aquí volvemos a coger la senda inicial para enlazar con una pista de bajada que nos llevará a la meta.

Llego a meta

Llego a meta… de los últimos, como era de esperar, pero contento porque he bajado de las 4 horas que me había puesto como tope. Mi forma física como podéis ver en las fotos, no es muy buena.

En la meta me espera Quique haciéndome un reportaje fotográfico y animándome. Le pregunto que tiempo ha hecho y me dice que 2:41, ¡tiempazo!. ¿Como ibamos a ir juntos durante todo el recorrido?.

Festival para los sentidos

Dejamos las bicis en el parking vigilado, habilitado por la organización y vamos a reponer fuerzas.

¡Vaya banquete que había preparado!

Bocatas de jamón york y queso, de salchichón, de jamón con tomate, de atún con tomate; cocas de tomate, tapadas y destapadas; coca de verduras; coca de chocolate; fruta variada (la que quisieras); refrescos; cerveza; agua y seguro que algo me dejo. (lástima que no haya fotos).

También había servicio de masaje, sorteo de material y productos de la zona entre todos los participantes y el podio.

Mientras reponíamos fuerzas le echamos un ojo a los tiempos “estratosféricos” (2:01 a 21 k/h de media) de los primeros y vimos la entrega de trofeos.

Ducha y a casa

Con la barriga llena (yo más llena, jajaja) nos fuimos a darnos una ducha merecida y quitarnos el polvo acumulado en el recorrido.

Cargamos las bicis, ducha y a casa!

Una marcha más que recomendable, con un recorrido duro, pero divertido. La organización excelente, lástima que no pudimos quedarnos por la tarde (cerveza+tapita).

Por poner un pero… el tramo de carretera y el calor, pero esto último no es cosa de la organización ja ja ja ja.

Saludos y a pedalear!

Valora este post!

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario