Estiramientos a los 50



Antes de empezar este artículo, quiero dejar claro que no soy ningún especialista en la anatomía del ser humano, ni tan poco en Ciencias de la Actividad física.

Vaya que no soy ni fisioterapeuta, médico deportivo, ni nada que se parezca.

Todo lo que explicaré en estas líneas son experiencias propias que me han funcionado a mi y puede que te funcionen a ti….. o NO.

Cuando llegas a ciertas edades te empiezan asaltar dudas sobre las rutinas que vienes ejecutando desde hace años, o algunas que quieres incorporar.

Una de las que me vienen ahora a la cabeza son los estiramientos a los 50 años.

Estirar o no estirar

Hace un tiempo hubo un debate sobre la idoneidad de hacer estiramientos o no, antes y después de practicar algún deporte.

Parece ser que según los resultados que busques y el deporte que practiques aconsejan estirar más, menos o no estirar. Os dejo dos buenos artículos sobre estiramientos.

Mi experiencia con los estiramientos es buena, seguramente cada uno tendrá una opinión y una vivencia.

Empecemos por el inicio

Hace, aproximadamente 10 años, tuve un ataque de lumbalgia que me dejo en la cama durante dos días, y los tres siguientes tuve que que moverme de un lado a otro apoyado en una silla.

Tras ir al médico a que me diagnosticara correctamente y me recetara los medicamentos pertinentes (lo que suelen hacer los médicos de cabecera), visité a un fisioterapeuta para que ayudara a recuperarme lo antes posible y volver a la normalidad.

Para mi la normalidad incluye el salir a pedalear.

Prácticamente restablecido volví a subirme a la bici. Elegí la de carretera por no ser tan agresiva y no castigar tanto la zona afectada.

Pasó medio año y sufrí otro ataque de lumbago, aunque esta vez no fue tan fuerte empezó a preocuparme.

Volví al fisioterapeuta y le pregunté que podía hacer para evitar esta dolencia. Me recomendó practicar periódicamente estiramientos.

Buscando los estiramientos más efectivos

Empecé a realizar los “cuatro” estiramientos que me indicó el fisioterapeuta, y la verdad, me fue bastante bien.

Seguí investigando por la red en webs que trataban temas deportivos y en otras más especializadas en la salud, hasta crearme una tabla de estiramientos que me funcionara.

Creándome una rutina

Una vez confeccionada la rutina y comentada con mi fisioterapeuta, la empece a practicar diariamente.

Ahora la realizo todas las mañanas durante 30 minutos, desde hace 9 años.

También hago estiramientos al terminar cada salida en bici que hago, pero nunca antes.

Desde que he empezado con esta rutina no he vuelto a tener ningún problema de lumbago.

Algunos de los estiramientos que realizo los puedes ver en la imagen de abajo.

Otros estiramientos

En las revistas deportivas en general o las especializadas de alguna especialidad, suelen aparecer buenos artículos con estiramientos que puedes añadir a la tabla que realices.

Uno de los últimos artículos que me ha gustado últimamente y me han aportado estiramientos interesantes ha sido éste de SportLife.

Conclusión

Como ya he dicho al inicio del post, no pretendo ser referente en el tema de estiramientos ni que sigáis a pies juntillas mis consejos o la tabla que he adjuntado.

Solo pretendo dar una opinión propia sobre lo que me han aportado los estiramientos.

¿Y vosotros estiráis?

Felices pedaladas!

Deja un comentario

Ayúdame a mejorar mi blog

Muchas gracias por rellenar esta mini encuesta!