Cuándo cambiar la cadena



Una de las preguntas más frecuentes que nos hacemos cuando nos iniciamos en el ciclismo es, ¿Cuándo debo cambiar la cadena de mi bicicleta?

Realmente el mantenimiento de esta parte mecánica de tu bici es muy importante. La rotura de la misma o que no engrane bien en piñones o platos puede arruinarte una salida.

Para que la cadena de tu bici engrane a la perfección en el sistema de cambio, debe estar bien lubricada y en perfecto estado.

Si, si, pero ¿Cuándo he de cambiarla?

Aunque la respuesta sencilla sería cada X.XXX kilómetros, mi experiencia me ha enseñado que no es tan sencillo.

El desgaste de la cadena está condicionado por el tipo de ciclismo que practicas, el pedaleo que te guste llevar y el clima de donde practicas habitualmente tu deporte favorito.

Y como no, del mantenimiento que le des.

Normalmente puedes hacerle más kilómetros a la cadena de una bici de carretera, que a una de montaña. Principalmente porque con la bici de montaña se ensucia más, debido al entorno donde se practica.

Si pedaleas con cadencia, también podrás hacerle más kilómetros que si eres de los que les gusta ir atrancado con desarrollos muy largos.

Estamos en la misma situación si utilizamos correctamente el cambio, con finura, o si somos bruscos y vamos siempre con la cadena cruzada.

Y ¿el clima que tiene que ver en el desgaste de la cadena?, pues si en tu zona llueve muy a menudo (y sales igual) el “barrito” que se produce con la salpicadura del suelo también desgasta más la cadena.

Vale, entonces ¿cada cuantos kilómetros hago el cambio?

las marcas aconsejan entre 4.000 y 5.000 kilómetros en bicis de ruta cambiar la cadena. Y unos 3.000 kilómetros en bici de montaña.

Pero yo no soy tan preciso. ¿Qué quiero decir con esto? Que prefiero, a partir de los 3.000 kms comprobar el estado de la cadena.

Para comprobarla solo necesitas adquirir un medidor de cadena. Una herramienta para nada cara y que te marcará el desgaste de la cadena, evitándote mayores dolores de cabeza y gasto de dinero.

Esta herramienta se coloca en los eslabones de la cadena. Primero la parte curvada y después, sin forzarlo, vemos si la parte recta entra en el otro eslabón.

Tiene dos medidas, 0,075mm y 0,10mm. Si con la primera medida la parte recta entra, debemos empezar a pensar en cambiar la cadena. Si entra con la segunda medida, debemos cambiarla ¡YA!.

Conclusiones

La duración de una cadena depende de muchas circunstancias que debemos tener en cuenta.

Lo realmente importante es no llevar la cadena gastada y estirada durante mucho tiempo, porque esto producirá un desgaste prematuro de la piñonera y los platos.

Cuida tu bici y te durará más tiempo.

¡Felices pedaladas!



Deja un comentario

Ayúdame a mejorar mi blog

Muchas gracias por rellenar esta mini encuesta!