Logo ultrabike Gigante de Piedra
Logo ultrabike Gigante de Piedra

La Ultra-bike, de un día, más dura de España

Después de muchos días de entrenamiento, ¡llegó el día!, 4 de junio de 2016 me enfrento por quinto año consecutivo a la Gegant de Pedra.

Una carrera de 200 km de BTT y más de 6000 metros de desnivel acumulado positivo, que sale de Alcora (Castellón) para darle la vuelta al mítico pico del Penyagolosa.

Suena el despertador a las 4:15, y comienzo el ritual para desayunar y prepararme las cosas. Ya estoy en el coche camino de Alcora.

Al llegar primer contratiempo, doy mil vueltas y no encuentro sitio para aparcar, finalmente encuentro uno, pero se esta haciendo tarde……

Con todo lo necesario (casco, mochila, luces, etc), me voy al parque cerrado donde el viernes dejamos la bicicleta, entre nervios coloco las luces y repaso mentalmente todo el material por si me he dejado algo, por suerte esta todo.

Estoy el último en la parrilla de salida, ¡lógico, con lo que me ha costado aparcar!.

6:00 de la mañana dan la salida, y cual estampida de reses, las bicis salen disparadas por las calles de Alcora.

Han variado e recorrido y nos mandan a la parte alta, para que se estire la carrera y evitar tapones. Después de pedalear un rato por asfalto llegamos a la senda, donde como todas las ediciones se sigue produciendo el tapón, pero este año dura menos.

Hemos pateado un rato por la senda y llegamos a Araya, donde por pista empezamos las primeras rampas, duras. Llego al primer control bien de tiempo, un alivio.

Otra senda donde me toca empujar de nuevo la bici, seguidamente tenemos un terreno un poco más favorable donde recuperar tiempo y fuerzas, antes de afrontar otras rampas importantes que salvo bastante bien.

Llego al control del Castillo de Villamalefa con buen tiempo y bastante entero, el ambiente es espectacular. Salgo rápido y a continuar, dirección Xodos.

Me esperan unas largas subidas, pero antes tendré que afrontar unas subidas muy técnicas que la mayoría realizamos a pie.

Estoy llegando al control de Xodos y el tiempo es justo…., me sobran 10 minutos, uffff! Como algo en el avituallamiento y lleno botellín, bolsa y a seguir. Camino de Vistabella del Maestrat, tengo que afrontar el Marinet un puerto no muy duro, pero que con los 65 km y +2000 en las piernas  va a pesar.

Voy regulando. Llego al control de Vistabella en tiempo, empieza a llover, chubasquero y a seguir. Salimos del pueblo y a los pocos km deja de llover y el calor me obliga a parar y quitarme el chubasquero.

Dejamos atrás el Pla de Vistabella y emprendemos el duro y temido puerto de la Batalla, los kms pasan poco a poco, se esta haciendo largo y vuelven a amenazar tormentas, tanto que a mitad de puerto empieza a granizar, menos mal que el granizo es pequeño.

Algunos participantes se resguardan bajo los árboles, yo aprieto los dientes y a continuar, no quiero ponerme el chubasquero de nuevo, voy justo de tiempo.

Una vez en las pistas anchas que van a Puertomingalvo, el granizo se transforma en diluvio, nos cae un chaparrón que nos cala hasta los huesos.

Llego al control de Puertomingalvo (100 km +3.500) con diez minutos por encima del tiempo de corte. Hablamos con la organización y nos dejan continuar (la segunda parte es más favorable). La mayoría abandona, pero Tomás, Jaime y yo continuamos.

A dejado de llover, continuamos por una bajada de 6 km, que enlazamos con otra subida de los mismos números (nos perdemos unos paisajes espectaculares, ya que solo nos centramos en pedalear). En el siguiente control nos sorprenden con horchata fresca que nos sabe a gloria, nos tomamos dos vasos y a seguir.

Entre llanos favorables, y algún repechón que salvamos dignamente, nos vamos acercando a Cortes de Arenoso, cuando nos sorprende otra tormenta que hace que un terreno arcilloso se vuelva resbaladizo y peligroso.

Llegamos al control de Cortes con cinco minutos de adelanto sobre el corte (si no hubiera diluviado, hubiéramos podido recuperar más tiempo). Continuamos dirección a Ludiente; por suerte ha dejado de llover.

Tenemos unos 20 km favorables donde podemos recuperar algo más de tiempo (seguimos perdiéndonos unos paisajes de postal). Alcanzamos a otro corredor (Javier) que se une a Jaime y a mi, ya que Tomás va por delante.

Para llegar a Ludiente nos falta subir unas buenas cuestas y para terminar una trialera con alguns zonas técnicas que me toca de nuevo realizar a pie (como podeis leer no soy muy hábil bajando, y las fuerzas ya no sobran) entramos en Ludiente (161 km + 5000) donde nos espera casi todo el pueblo….. 5 minutos de adelanto sobre el corte. ¿Seguimos?, ¡Claro que seguimos!

La salida de Ludiente es bestial 2km de camino de hormigón con unas pendientes de 14%, y seguidamente una senda de subida que debemos realizar a pie porque es imposible hacerlo encima de la bici.

Por fin coronamos y empezamos a llanear y bajar un poco, pero aún nos queda la cuesta “la mataora”, 0,9 km 15% de pendiente y piso suelto, nos costo ¡18 minutos subirla!. El tiempo de cierre de carrera se acerca….., vamos contra-reloj Jaime y yo, ya que los otros compañeros se han quedado atrás.

 

perfil Gigante de piedra ultrabike

Llegamos al tramo que se repite de la carrera 27 km a meta, y nos queda poco más de una hora de tiempo, tenemos que bajar la trialera, si llegamos a ella de día podemos lograrlo (le digo a Jaime), pero no lo conseguimos en el primer tercio de la trialera se nos hace de noche…., tenemos que poner las luces y terminarla a pie.

Las luces de mi compañero no funcionan bien y tenemos que realizar los siguiente km en paralelo para que el pueda ver.

Pasamos Figueroles donde aún hay voluntarios que nos esperan y nos invitan a retirarnos o seguir por carretera, decidimos que no, que aunque fuera de tiempo, queremos llegar a Alcora por el recorrido de la carrera.

Finalmente llegamos en 17 horas y 42 minutos. Tengo que agradecer a la organización que nos esperara con el arco de llegada en su sitio y nos recibieran a los dos. Allí estaban nuestras mujeres y amigos también esperándonos.

Esta carrera me ha enganchado durante cinco años (desde su inicio), no he conseguido terminarla en tiempo ninguno. El segundo año también la termine fuera de tiempo, pero hice los 20 últimos km por carretera.

Los otros años, por unas cosas u otras me retiré antes de tiempo. Mi idilio con la Gegant ha terminado, es una carrera muy bonita, pero muy dura para mi.

Se tiene que invertir mucho tiempo para prepararla y en ahora no lo tendré. Eso si aunque no haga la versión larga, es muy probable que la corta la haga bastantes años.

Un agradecimiento a la Organización y que la Gegant de Pedra dure muchos años!

ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.